viernes, 19 de septiembre de 2008

Pequeñeces



“Con la altura pierden consistencia las pequeñeces humanas”. La frase la escribió J.M.T. en el prólogo a la segunda edición del libro Montes de la Cuenca de Pamplona, pero G la saboreó hace dos semanas sin haberla leído nunca: le bastaron unos segundos de soledad y los 2.554 metros de la Llana del Bozo. En el centro de la imagen se distingue la estación de esquí de Candanchú y, al fondo, a la izquierda, como una sucursal de Mordor en el horizonte pirenaico, la mole oscura y altiva del Midi d’Ossau.

6 comentarios:

eresfea dijo...

Me he reído con lo de Mordor.

Lamia dijo...

A esa altitud supongo que te vuelves pequeño y la soledad llena todo.

Ignacio Murillo dijo...

Qué cosicas decía J.M.T.
Algún día subiré contigo alguno de esos repechos que tan bien nos cuentas. Algún día, algún día.

Kunzuilh dijo...

La Llena del Bozo!! como me atrae esa cumbre desde que la vi por primera vez hace unos meses desde Bernera...
Muchas veces pienso lo de Mordor en los paisajes que me encuentro por las cumbres... la verdad es que hay rincones espeluznantes...

GMT dijo...

Querido JMT: esa foto que me hiciste es una de mis favoritas. ¡Qué gran excursión! Ahí va mi reflexión: con frecuencia, las cosas desde arriba se ven más claras.
GMT

jefoce dijo...

Muy acertado el comentario sobre Mordor compañero. La verdad es que me gustan tus entradas en el blog, son diferentes y originales.