jueves, 20 de marzo de 2008

Javi, Paola, Silvia y Óscar

Los buzones y los vértices geodésicos componen el mobiliario casi exclusivo de las cumbres. En algunas cimas también se pueden encontrar cruces, belenes, restos romanos, banderas, mugas o palomeras maltrechas, pero son más infrecuentes, más ocasionales. Los buzones muestran una tipología extensa: los hay con forma de casa, de enano, de hacha o de cohete. Algunos contienen una elocuente declaración de intenciones, como el paseante de forja que recoge setas sobre un mapa de Euskal Herria en la cima de La Plana, en la sierra de Codés. J ha ido reuniendo fotografías durante años e incluso tiene escrito un extenso reportaje sobre buzones de montaña. Hace años era habitual que los montañeros dejasen en el buzón su tarjeta o una referencia escrita que el siguiente en llegar a la cima remitía por correo postal. En algunos casos, era la prueba que permitía sumar nuevas conquistas en los concursos organizados por los clubes. Hoy esa costumbre está muy venida a menos, pero aún hay personas que la practican. La tarjeta de la fotografía fue recogida en el buzón del Gaztelu (997 metros), una de las siluetas más características en el skyline de la cuenca de Pamplona. Aquel 16 de marzo, este pequeño regalo improvisado por Javi, Paola, Silvia y Óscar añadió un aliciente más al paisaje, al almuerzo o a la vieja torre de señales que aún adorna la cumbre.

6 comentarios:

eresfea dijo...

Javier, muchas gracias.
Un "practicante".

jlo dijo...

Esta tarjeta tiene mucho más valor, con dibujo y todo. Deberían haber añadido el nombre del perrito.

Anónimo dijo...

Oscar, el perro se llama Oscar

Ander Izagirre dijo...

¿Alguien ha escrito a esa dirección?

J M C dijo...

Sí. Envié un email con el enlace nada más colgar el comentario.
Gracias, Ander. Estás en todo.

Anónimo dijo...

Ese dia cumpli años, como algun otro 16 de marzo. Yo no yegué a lli, pero no me ubiera importado.
Un saludo, JMC, enhorabuena y gracias.