viernes, 22 de julio de 2011

Panorama



Un montañero contempla desde el collado de Petrechema las nubes que cubren Francia. Con un poco de perspectiva, la densidad y los agobios de la niebla se diluyen enseguida...

2 comentarios:

iK dijo...

Lánzate... lánzate a Lescun, ¡la hierba promete estar verde y fresca!

Lamia dijo...

J.,las nubes, densas y oscuras, cubren ahora todo mi horizonte. El único resquicio que atisbo me llevaría lejos de aquí. Más lejos aún de mi tierra. Y me obligaría a importantes cambios en mi organización familiar....
Dicen todos: que suerte, nada más acabar y tienes una oferta... Y yo digo: qué suerte.... Pero no puedo dejar de llorar.