sábado, 20 de febrero de 2010

Fronteras



Tantos siglos llenando los mapas de colores y líneas discontinuas para descubrir al final que la única frontera que merece la pena es la del horizonte, aunque a veces se confunda o se desdibuje un poco.

(G junto a la cima de Peña Oroel)

4 comentarios:

jefoce dijo...

La has clavado. Perfecta definición.

Comtessa d´Angeville dijo...

y yo que cada día tengo menos claro si esa frontera merece la pena...

Pasaré por estas cumbres más a menudo.

Lamia dijo...

¿No hay excursiones, no hay tiempo o no hay fotos? Echamos de menos tu presencia.

marga dijo...

Es una foto preciosa, me he quedado un buen rato mirándola mientras escuchaba una canción...

Muy buenas imágenes, te felicito.

Saludos.