sábado, 7 de noviembre de 2009

Echarse de menos

A veces las nostalgias no provienen de una cima ni de un paisaje, sino de uno mismo: del montañero que se fue y que se llevó en la mochila las ilusiones y la felicidad de entonces.

(G en la cima del Okoro)


2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuándo podremos recuperar el tiempo perdido?
G

El viajero dijo...

... y solo queda la nieve derretida.