domingo, 3 de enero de 2010

La primera del año



G en el collado que separa Yoar y Laplana, las dos cimas más conocidas de la sierra de Codés: un magnífico lugar para dar la bienvenida al 2010, niebla incluida.

2 comentarios:

Germán dijo...

Jajaja, afortunadamente sigo en el mismo trabajo, y sigo viajando, además bastante, sólo que ahora tengo menos ganas de escribir. Estoy pensando en un nuevo blog, de rutas de montaña andando y en bicicleta, es lo que más hago últimamente, pero no será tan exquisito como éste. Saludos y buen año.

ik dijo...

Al igual que G, quizá en este nuevo año nos tendremos que poner todos la capa de super-héroes. Suerte y buen año.