viernes, 25 de septiembre de 2009

Sitios de verdad



Uno de los personajes de En lugar seguro afirma que un sitio no es un sitio hasta que no tiene su poeta. La cumbre del Budoguía es un paraje áspero y solitario, pero hace dos semanas A. improvisó un endecasílabo con su sola presencia y le confirió la categoría de sitio.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, no nos conocemos, -al menos tú a mí- , pero sigo tu blog gracias a "eresfea" , y me llama la atención la gran calidad de tus imágenes, tanto en composición (obra tuya) como en la toma en sí (la cámara), y me pregunto: que cámara "pequeña" llevas encima con esa altísima calidad de imagen? Saludo y disculpa mi interés.

J M C dijo...

Buenos días, anónimo.
La cámara es una Canon Ixus 70. Creo que la resolución de las imágenes es de 7 megapíxeles. Es pequeña, la llevo habitualmente en el bolsillo, sin funda ni nada. Estoy contento con ella, aunque hace un tiempo se formó una manchita dentro del objetivo y no hay manera de eliminarla.

Anónimo dijo...

Gracias, la calidad de esa Canon es muy buena (luz,contrastes, brillos, nitidez...) y como estaba pensando en jubilar mi Sony, me he atrevido a preguntar.
Saludo

Sergio dijo...

Mira si puedes conseguir de esas bolsitas que suelen venir con las cámaras y otros productos de electrónica, unas de papel poroso con sales absorbentes dentro (también las hay en tiendas, pero bueno). Mete la cámara en una bolsa pequeña de plástico con las sales y déjala unos días (con la bolsa cerrada, claro).
Si es humedad, a ver si hay suerte, si son hongos... avisa a eresfea (mala suerte).
PD: Si vas a lugares con índices de humedad y temperatura muy diferentes: montaña-refugio, montaña-coche,... procura antes de entrar meter la cámara en una bolsa cerrada hasta que se igualen las temperaturas.

El viajero dijo...

Javitxu, no te hagas de rogar y cuelga ya el siguiente post que lo estamos esperando.
Un abrazo

J M C dijo...

Sergio: muchas gracias por el consejo. Voy a tratar de hacerme con el instrumental hoy mismo. Viajero: el que más siente el retraso soy yo, porque significa muchas cosas inoportunas, pero ya he cumplido.