sábado, 26 de enero de 2008

Una ermita con vistas

El Mendaur está coronado por la ermita de la Trinidad. Dicen los libros que la fundó Martín de Cortejarena en 1691 y que el obispo de Pamplona la bendijo el 2 de agosto de 1693. En 1781 se quiso derribar porque "servía de refugio a bandoleros y a gentes de oscuros negocios". Pero subsistió. El edificio actual es de 1963 y ofrece un refugio amable cuando el viento barre las alturas. El pueblo que se intuye en el centro de la imagen es Ituren, en el valle de Santesteban.

1 comentario:

iK dijo...

Tengo un recuerdo imborrable de una noche allá arriba, hace la tira de años. Al día siguiente me llevaban con el gancho puesto, camino de Oiartzun.